14
Jul
10

When in Rome…

Es el título de una comedia romántica que estimo berreta pero tal vez se ajusta un poco al concepto.

Podría pensarlo como ese tiempo del “estar en Roma”; no allí, en un allá lejano, sino en ella. No me refiero a yo-en-ella sino a mí misma sumergida, atrapada en su ser: absorta, devorada, perdida, disuelta, desbarrancada, abismada en ella. Sólo voz, sólo latencia, sólo deseo. Nada más –y nada menos.

Sus manos hermosas en imágenes: una foto, otra foto, otra foto más de sus manos en su cuerpo. Mis manos en mí: aullidos, incitaciones, ritmos que se aceleran. Más, más, más… Más néctar, más piel, más estremecimientos. Más humedad, más pulsaciones, más latidos. La excitación crece hasta alcanzar proporciones desmesuradas. Lúbricas, sedientas, con hambre de todo, estallamos en un océano caliente, en un mar de lava, de fluidos. Nuestro placer resignificado se amansa en la orilla, en espuma y salitre intenso, en la rompiente del eco de los últimos gemidos quedos.

Es entonces cuando sabemos que el “juego” estuvo dispuesto una vez más entre las dos. Y es entonces cuando sé que allí, donde quiera que sea, se esparce en su abatimiento la mujer que amo.

Flor

[Bebita, quería darte esta sorpresa… Por supuesto, podemos corregirlo, suprimirlo, detonarlo.]

Anuncios
16
Jun
10

Such a rush

De parada yo tocandome y ella arrodillada ahí abajo, esperando, tocandote impaciente, yo deteniendola con el pie hasta el momento en el que exploto; exploto en su boca, en su cara, exploto con ella

15
Jun
10

Escondites…

Mensajes desde temprano, muchos, aumentando la temperatura sin parar… Yo en una reunión de trabajo, pantalón de vestir y camisa salmón, me escapé al baño para penetrarme, explorarme con las manos y le pedí, le rogué, le ordené a ella masturbarse para mi en su trabajo, fuerte, rápido… Duro para mi, para su señora.

Mail sms, después de días descordinadas… Y la cosa estalló cuando empezamos a pensar en futanari yo estaba manejando, pasé 3 veces por la  puerta de su trabajo, me bajé del auto miré… y me fuí… seguimos hablando…

Mi calentura, que aumentaba, ya me mareaba, los mensajes seguían y casi choco. Estacioné, y aprovechando los vidrios polarizados me pasé al asiento de atrás.

Me acosté y le conté, lo que estaba haciendo, lo que iba a pasar en ese Audi plateado.

Desabroché y baje un poco el pantalón, sentí como todo, más libre me latía.

Me lamí los dedos, dos primero, y los pasé por los labios despacio, hasta que sola, se abrió, con mente propia mi concha me pedía fuerza, profundidad, los dedos adentro y la otra mano, casi un agente extraño a mi cuerpo, inutil y tendida empezó a buscar que hacer, me apreté las tetas, ahí acostada en el medio de la calle, con la gente pasando sin ver nada gracias a los polarizados, llegaba tarde, así que no tenía tiempo de dar vueltas, la mano izquierda con tres dedos destrozandome el sexo, la derecha con dos penetrandome la cola, violenta, con fuerza, en 4 golpes estaba a punto caramelo, la ropa arruinada, el asiento mojado, con 4 golpes más empecé a morderme para no gritar, estaba por llegar tan fuerte, tan pasional, tan puta y llena, con fuerza, dos empujones más y llegué, me marqué de morderme tan fuerte, saqué las manos, me acosté tranquila y empecé a limpiarme con lengua y manos, para estar presentable, 20 minutos tarde.

04
Jun
10

Deseos

En este momento mi caballero de brillante armadura y mi consorte (que linda palabra) están juntos, no sé donde, no sé haciendo qué. traté de prepararlos al uno para el otro, abrir el camino… Yo, la humilde estudiante, la recientemente iniciada.

No estoy segura qué va a pasar; mientras ellos toman café o cenan o charlan o consuman ellos los deseos que yo tengo, yo me clavo en casa del generalísimo de mi padre, merendando con un nabo importante hijo de algún amigo adinerado de mi padre, nabo que, sutilmente implica que quiere quedarse un rato escuchando música cuando madre y el genralisimo se retiren, madre a su casa el generalisimo a sus aposentos…

El nabo se fue y yo puedo dedicarme a mi vida, ya no me importa que están haciendo porque ahora todo pasa por mi mente, ahora los dibujo yo, me ducho y me imagino un encuentro íntimo entre mis dos objetos de deseo, son eso, los imagino como objetos, los muevo los acomodo, son extensiones de mi mente, vuela la imaginación y los espía, los dirije, los miro sentada como una madama, con las piernas abiertas de par en par espío como se aman, se amasan, se suman y amalgaman en la cama.

Húmeda proyecto mis deseos por ella en el y los mios por el en ella, deseando lavarles el cerebro, hacerles entender lo que quiero y por qué lo quiero en ellos y de ellos, húmeda me busco, despacio y las ideas, la orquestración deja de importar, ya son mios y los uso, después de la ducha, más relajada, me siento como puedo en el baño y me miro al espejo para sentirme un poco ajena, dejando de lado lo que puede ser y lo que es.

Los monitoreo y pinto una habitación a oscuras, cargada y ellos girando y lamiendo, besando a oscuras, bailando en la cama, en crescendo y antes de la explosion el la penetra y juega con su cuerpo, me palpo, me miro en el espejo, y llega el segundo acto

Ella, animada por el juego  lo domina y el morbo de empujarlos a esto me puede, me muerdo para no gritar, estoy a punto tan facilmente, me muerdo el brazo más fuerte para que el generalisimo no escuche, con tanta fuerza que me marco, y me siento profunda, las piernas estiradas, rígidas en ese rigor mortis del momento ideal, y los imagino muriendo como yo, llegando gloriosamente, y quizás mañana puedo ser yo la que se entregue y ellos los que jueguen conmigo.

31
May
10

En ausencia

Roma habla con ella. una en el trabajo la otra en la casa

Ella – me meo,voy al baño

Roma – voy a ser más kinky de lo normal y te voy a decir: mostrame como hace pis esa conchita y meame toda, linda! te amasaría toda mientras meas.

Ella – no me parece Kinky me encanta. Yo te RE pediría que ma hagas pis, encima de mi cuerpo y en la boca. Me caliente mucho esa idea. Amor de mi alma, me moriría de la emoción si me amasaras toda y me llenaras de mimos.

Ella – ¿Cómo estás ahora?

Roma – ahora estoy cachonda, un poquito mojada… nos imagino meadas, con las piernas con ese picor caliente que da el pis chorreado y lamiendonos, lamiendote toda la pierna hasta dejartela limpia de pis, y la concha, hasta sentir solo la humedad del sexo, diciendome ella (tu concha divina) que estás lista para coger, y besarnos, con la mezcla de fluidos, pis, flujo, saliva, lento, profundo, sentir todos tus sabores, coger meadas y sudadas todo mezclado… si me lo permitís me voy a tocar un rato pensando en vos, turrita de mi alma.

Roma – en estos momentos no te amo, te quiero coger con violencia, clavarte al colchon a fuerza de conchazos y cachetadas, hacerte mierda como la putita que sos. MIA solo MIA, MI PUTITA, MI ELLA

Ella – Uuuf, sí, te lo permito. Y te agrego letra, pensando en una fantasía que siempre tuve: coger una tarde super calurosa en una casa en la playa, después de haber estado al sol en la arena, con la piel super roja y quemada. Coger así, no solo meadas y sudadas hasta chorrear agua, sino también con la piel tan ardida que el roce de una en la otra produzca dolor, un dolor inmenso y a la vez adictivo, placentero. Tocate y contame, pero por mensaje porque de la ofi ya me voy.

Ro: t cuento: me meto los dedos los saco los lamo, me cojo otra vez, pienso en nos sudadas, calientes, en vos viajando, en tocarte, ahí dond estés, bien putita que la gente sepa como sos, que me mees contra un arbol y saborees tu pis en mi boca, lamert las ttas con tu pis cogerte contra un arbol, sin tocarte la concha por sucia, solo la cola, por zorra…

Ro: estás caliente en el bondi, mojada y la gente lo ve en tu cara y me mata, me exita saber eso, que sos una cerda, muy tierna y amable, pero en el fondo bien yegua, desesperada por que te cojan mucho. Te amo putita, te amo tierna, yegua, trola, amante, amada, mujer, nena, puta, conchuda, te amo.

Ro: me estoy frotando contra una silla… no me alcanzan mis dedos… no doy más
Ella: estoy caminando a casa, son 10 cuadras
Ro: caminas asi mojadita, que lindo putita, la bombacha mojada, el hilito escapando y cayendo un poquito por el costado, vos cerrando las piernas para evitar que se escape y para frotarte disimulada, con cara de yegua en celo… quiero verte y guiarte que seas titere
Ella: Jajaja si que me mojo pero sigo mestruando. Y la bombacha nunca mojo xq soy adicta a los carefree. Si, tu titere y esclava. Puta sin limites, yegua en celo sos.

Ahí terminó la conversación, el intercambio de mensajes y palabras y yo no terminé, pero disfruté y me lamí los dedos y las tetas, para limpiarme y darme un último gustito antes de tirarme a bañar… esta noche, con suerte, seguiremos.
31
May
10

The sound of Muzak

Ayer la ví, charlamos banalmente, yo de jean y camisa negra gruesa, de hilo, sin corpiño con una bombacha negra de encaje (con la qeu horas antes me había sacado algunas fotitos hot) ella de remera negra y jean, la noche avanzó y empecé a mojarme.

hicimos interupción para nuestros cuidados pertinentes, sabiendo que después venía els sexo, como las últimas noches.
Ya lo palpaba en el aire, lo sentía en la lengua, el cuerpo entero me latía, empecé a jugar con las ideas el cuerpo.

Me invitó a su cama, a verla y oirla, y me acosté con ella, las ideas se fueron, no hubo manera, la calentura nos ganaba, escucharla, los gemidos coordinados, me apuré y me senté como si fuesen los 4’33” de un tema de Muzak a dejar que sus gemidos y gritos me llenasen.

29
May
10

Flight of the mind

Hoy me senté con el tirano a tomar café, mi guardiana, sempiterna atras suyo, mirando todo desde otra mesa, siempre a mi vista.

Café y el tirano hablaba de sus amigotes, del club, de los pendejos que me presenta como si fuese un premio.

intercambie dos mensajes con ella, la flor que me lleva por los días, y asi solo con eso ya me calenté, mi cuerpo empezó a responder… Dios, pensaba en su boca, la sonrisa tan linda… y me mojé, se lo dije, le dije que me calienta

Mojada, me presentaron otro tarado más, el tirano chocho porque es amigo de no sé quienes que laburan con los top de los pumas, y a mi que carajo me importa.

Mi guardiana desde la otra mesa, dele que te dele con el mail, y yo, trabada, esperando que el idiota no se me arrimase… sentí mis pesones duros pugnando por salir, sudaba, seabía que se me notaba en la cara… por qué nadie dice, flaca, estás caliente bajá un cambio… no, los mensajes que llegaban eran de te extraño, con jean estaba ella en la oficina… un jean, no hay nada más duro, más común…

y yo, que me había escapado al baño para leer los mails y mandale un mensaje, pedirle socorro, un beso, algo, me calenté con los jeans. me mojé más si cabe, latía toda, soñaba despierta, pensaba, mi viejo, aprendíz de tirano me presenta estos monigotes sin un gramo de caballeros para “enderezarme” por lo qeu pasó en mi cumple y ahora, la que me coje, bien cojida (parece que todas las noches) es ella, que apenas tiene cara y no tiene cuerpo, no conozco sus pecas, sus pezones, los tengo qeu dibujar, siempre diferente… me divierte, me calienta… y el nabo hablando de anda a saber qué y yo concentrada en mi concha mi concha revolucionaria diciendo cantando “no me importa no me impo-porta” pidiendome que le de… que pida que le den…

las pastillas son extrañas, te calman peor tambien te dejan idiota, no entendez mucho de nada, ni lo que pasa con tu cuerpo, siento a mi guardiana madre que me abraza y me pone un pullover… “estás temblando” y juro que me habló juro que hubo telepatía, nos miramos y fue “me quiero ir” “algo inventamos” – andá al baño dijo en voz alta… y me fuí, a mirar a buscar más mensajes más mails a chequear mi sexo, mi conchita, aniñada chiquita… me bajé el pantalón y me senté, separé un poquito las piernas y no necesité más, entí toda la humedad, lo pegajoso, no supe si tocarme o no

leí, así, con las piernas abiertas leí, que le hacen linda cola, pero que no le gusta de los levi’s es la cola que le hacen… caida… me pinté abajo de su cola, mordiendo y lamiendo, enterrada en una cola blandita y abrigada, sin manchas, pulcra rodeandome la cara, mi barbila rozando su sexo húmedo… lamerle la cola… el orto, como me dijo ella ayer, lamerle el orto, meter la lengua frotarme y de sorpresa sin previo aviso o juego especial meterle dos dedos, bien duro hacía arriba, levantarla de la sorpresa, oir su gemido, su grito, su necesidad de acostarse de moverse… dejarla parada, hacerla sufrir un poco la incomodidad

me mordía el labio, me clavé las uñas en la pierna izuiqerda (la ventaja de las palms, una sola mano basta) me mordí el labio… quería tocarme, dios hacer el amor otra vez, como anoche, y ayer, solas únicas e irrepetibles… respiré hondo, pensando en como haccerlo y seguí mirando los mensajes…

Y ahí, patiné, había presión… involuntaria, quizás, pero la había… ya no me importaba nada, ni el tirano, ni el musculoso sin cuello ni mi calentura, ni mamá, nada, me importaba solo ella, ella ahí afuera, en la oficina, rodeada de gente y sin problemas, ella mi dueña, sin cuerpo… y la reunión se fue al carajo, a mi papá lo cacheteo mi vieja, el gordo se fue solo… llanto, caos…

Mis viernes suelen terminar así… y ahora… “hice” lo impensable, cedí, de alguna manera… solo no quiero perderla…




Menú

Tags

Únete a otro 1 seguidor

Las frutillas del postre